Bechamel con aceite de oliva

Aprende a hacer bechamel con aceite de oliva

23 sep Bechamel con aceite de oliva

La bechamel no es un plato en sí, sino que es una salsa originaria de Italia y Francia que cogió tanta importancia que ahora se utiliza en infinidad de platos, siendo la base de ellos o simplemente el acompañamiento.

Normalmente la bechamel se realiza con mantequilla, pero queremos enseñarte una forma de hacerla mucho más ligera y rica en grasas buenas: La bechamel con aceite de oliva.

El principal uso de la bechamel es acompañar platos de pasta o verduras de forma gratinada, pero, también se funde muy bien con otros platos como carnes y pescados.

Además, la bechamel se utiliza para dar espesor a distintas cremas, sopa de guisos…Es un ingrediente que ayuda a compactar.

¿Cómo sabes si la bechamel te ha salido bien? ¡Evita los grumos! Para conseguirlo pon mucha atención a la temperatura de la cocción y su consistencia se debe adaptar al plato que vayas a realizar. Por ejemplo, más espeso si vas a realizar salsas y más cremoso para sopas y gratinados.

Por último, puedes darle distintos toques finales. Por ejemplo, cebolla picada o queso o, como en el caso de las croquetas, trozos de distintos ingredientes como la carne, el pollo…

Pon atención que te vamos a explicar cómo realizar la mejor bechamel con aceite de oliva que hayas probado nunca.

Ingredientes de la bechamel con aceite de oliva

Para hacer la bechamel con aceite de oliva sólo necesitas:

– 50 gramos de harina de trigo.

– 50 ml de aceite de oliva virgen extra Valdesencia.

– Medio litro de leche.

– Nuez moscada.

– Sal y pimienta.

Preparación de la bechamel con aceite de oliva

La preparación de la bechamel con aceite de oliva es muy sencilla.

Primero calienta una sartén y vierte el aceite de oliva virgen extra Valdesencia. Con esto sustituimos la mantequilla y la hacemos mucho más ligera.

Una vez que se caliente el aceite echamos la harina y mezclamos insistentemente a fuego bajo.

Después, añadiremos la leche poco a poco. Como hemos mencionado anteriormente, para que no te salgan grumos, intenta que la leche este bastante caliente.

Mezclamos sin parar con una varilla hasta que la harina esté totalmente disuelta.

Por último, agrega la nuez moscada, sal y pimienta al gusto.

Te damos un consejo: Si quieres asegurarte de que no te salgan grumos y este muy bien mezclada la bechamel, mezcla previamente la harina y la leche con una batidora. Aún así, cuando añadas la mezcla al aceite de oliva no pares de remover.

 

Si quieres conseguir el mejor aceite de oliva virgen extra, entra en nuestra web para conseguir nuestro Valdesencia ¡Te encantará!

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.