Receta de Guindillas en Aceite de Oliva

receta-guindillas-en-aceite-de-oliva

20 oct Receta de Guindillas en Aceite de Oliva

La guindilla es uno de los condimentos sudamericanos que ha conquistado a gran parte del mundo. Consumida en crudo o en conserva, sin duda, es un manjar para aquellos consumidores que gozan de un sabor picante.

Si queremos darles un toque único, ¡tienes que seguir leyendo! Te enseñamos la receta de guindillas en aceite de oliva virgen extra para que se conserven de una forma natural y sana. Además, ¡es más fácil de lo que parece!

Ingredientes

Las guindillas pueden embotarse de dos maneras: si optamos por la vía más fácil, tardarán más tiempo; si optamos un camino algo más tedioso, necesitaremos menos de una hora. Dependiendo del proceso que elijamos, optaremos por unos ingredientes u otros en la receta de guindillas en aceite de oliva virgen extra.

Los ingredientes que necesitamos son productos básicos que todos tenemos en casa y que, dependiendo del modo de empleo, utilizaremos unos u otros:

Guindillas recién cogidas de la huerta.

Aceite de oliva virgen extra. Prueba la receta con AOVE Valdesencia para potenciar aún más el sabor.

Vinagre.

Agua.

Ajo.

Sal.

Debemos escoger el tarro adecuado para las guindillas. Nosotros recomendamos utilizar tarros altos y estrechos (como los botes de los espárragos) para esta receta de guindillas en aceite de oliva virgen extra. Cuantas más guindillas queramos conservar, más tarros necesitaremos.

Proceso de preparación

Vamos a desarrollar dos maneras de preparar la receta de guindillas en aceite de oliva virgen extra.

Para la primera de ellas, necesitaremos todos los ingredientes anteriormente expuestos (guindillas, aceite de oliva virgen extra, vinagre, agua y sal). Lo primero que debemos hacer es limpiar bien las guindillas, especialmente si vienen directas del campo.

1.- El siguiente paso es colocar una a una las guindillas con la cabeza hacia abajo y lo más apretadas entre ellas posible. Cuando lo tengamos, rellenamos los huecos vacíos con más guindillas, esta vez colocando su cabeza hacia arriba.

2.- Ahora es el momento de añadir la mezcla. Añadimos una cucharada pequeña de sal, dos cucharas soperas de agua, dos dientes de ajo pelados y troceados (podemos añadir más si nos gusta el sabor) y aceite de oliva virgen extra hasta la mitad del tarro. Cuando hayamos añadido la mezcla, cerramos el frasco y agitamos para integrar bien la mezcla y empapar las guindillas.

3.- Una vez comprobado que no hay fugas en el bote, ponemos los frascos al baño maría. Al ser de vidrio, los tarros no explotan y se cierran herméticamente, conservando así nuestras guindillas. El agua ha de cubrir los frascos y estos deben quedar en posición vertical. Cuando el agua comience a hervir, cronometramos de 12 a 14 minutos. Dejamos enfriar el frasco en el baño maría y ya tendríamos listas las guindillas en aceite de oliva virgen extra.

Esta receta es muy rápida, aunque un poco más tediosa al realizar el baño maría. Sin embargo, si el tiempo no es un problema para nosotros, podemos realizar la receta de guindillas con aceite de oliva virgen extra de otra manera.

 

Para este modo de empleo, necesitamos guindillas, aceite de oliva virgen extra Valdesencia, vinagre, sal y agua. Lo primero que debemos hacer es lavar las guindillas y agruparlas por tamaño o grosor semejante para meterlas después en los tarros.

– El siguiente paso es hacer la mezcla que añadiremos primeramente al bote. Llenamos un cuarto de un bote vacío con vinagre. Añadimos una cucharada pequeña de sal. Agregamos un cuarto de agua junto con una cucharada pequeña de aceite de oliva virgen extra. Mezclamos todos los ingredientes y observamos que el bote queda lleno hasta, aproximadamente, la mitad.

– Ahora, es el turno de añadir las guindillas. Con la cabeza hacia abajo, las vamos agrupando todas para que queden lo más rectas posible. Cuando las hayamos introducido todas, el líquido debe cubrirlas todas hasta tocar el cierre del frasco. Si el líquido sobresale, tiramos lo sobrante; si queda aire entre la mezcla y la tapa, cubrimos con agua.

– Cuando ya tenemos nuestro frasco cerrado con total seguridad y las guindillas cubiertas por la mezcla, debemos dejarlas reposar durante dos o tres meses. Hay que tener cuidado con que no haya quedado aire en los tarros. Una señal es el color grisáceo que van adquiriendo las guindillas, señal de su oxidación.

Escojas la opción que escojas, sin duda, resultarán unas guindillas con aceite de oliva virgen extra deliciosas y personales. Además, estarás consumiendo un producto local y completamente sano: de la huerta a tu casa, con un poco de aceite de oliva virgen extra. ¡Delicioso!

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.