Aceite de Producción Integrada

El aceite de oliva de Producción Integrada o PI utiliza técnicas de cultivo, recolección y producción respetuosas con el medio ambiente y con el producto, garantizando una cosecha final de alta calidad. Podríamos decir que es el medio camino entre la agricultura ecológica y la agricultura tradicional.

A largo plazo, la producción integrada asegura una agricultura sostenible. Utilizan técnicas que compatibilicen las exigencias de la sociedad, la protección del medio ambiente y la productividad agrícola, así como las operaciones realizadas para la manipulación, envasado, transformación y etiquetado de productos vegetales acogidos al sistema.

Qué es la Producción Integrada

La Producción Integrada es una forma de producción agrícola que tiene como objetivo ser sostenible desde el punto de vista socio-económico y medioambiental. Podríamos decir que es el camino medio entre la agricultura ecológica y la agricultura tradicional.

El objetivo es conseguir una forma de agricultura que tenga un menor impacto en la naturaleza y a través del cual se puedan utilizar los recursos naturales de forma racional y sostenible para garantizar su aprovechamiento.

En la producción integrada no se aplican fertilizantes químicos a no ser que sea estrictamente necesario. En cambio, se aplican abonos orgánicos tipo compost y estiércol y tratamientos de control fitosanitario. Solo con este cambio, se evita la acumulación (y el exceso) de nutrientes inorgánicos en el suelo y la contaminación de aguas; potenciando el uso de la lucha biológica.

Producción Integrada

Este tipo de producción agrícola se regula a través del Real Decreto 1201/2002, de 20 de noviembre, y se regula a través de las Comunidades Autónomas.

La aplicación de este sistema de producción obliga a los agricultores a inscribirse en una Asociación de Productores Integrados o API. Esta API controla el proceso productivo y el seguimiento de las normas de producción integrada que garantizan la calidad del producto final.

En el caso de Andalucía, la Junta obliga a las APIS a volcar la información de control de plagas y enfermedades, en este caso, del olivar en una base de datos, llevando un registro del estado y los cambios que pueda tener una explotación.

E ntre las prácticas de la producción integrada en el olivar, se encuentra la utilización de variedades de olivo adaptadas a las condiciones del terreno y el clima, la realización de un adecuado manejo del suelo y de la fertilización, el control biológico de plagas y enfermedades, la poda adecuada de los olivos, utilización de técnicas de riego eficientes y, por último, la recolección de la aceituna y la elaboración del aceite en condiciones óptimas.

Para hacernos una idea, el cultivo del olivar posee la mayor superficie de Producción Integrada de España, con 477.606 hectáreas, lo que supone un 57% del total nacional de este tipo de producción y un 18% del total de superficie del olivar en España, según datos del Ministerio de Agricultura.

Ventajas de la Producción Integrada

En el sistema de producción integrada, agricultores, ganaderos y consumidores resultan beneficiados con su práctica.

M edio ambiente se beneficia por el aprovechamiento de los recursos naturales, reduce y optimiza la utilización de productos químicos, reduce la erosión en el suelo y mejora la fertilidad del mismo. Además, avanza en la sostenibilidad del ecosistema agrícola, protege y fomenta la flora y la fauna autóctona y mejora el mantenimiento del medio rural y del paisaje.

Consumidores compramos aceite de oliva de producción integrada porque contamos con una garantía y un sello de calidad, con una trazabilidad estipulada en todo el proceso de obtención del aceite. Este etiquetado de producción integrada identifica al aceite y lo diferencia del resto. Básicamente, tenemos una mayor seguridad alimentaria al saber que estos aceites han pasado por altos niveles de exigencia y producción.

Agricultores incrementan el valor de su producto, de su aceite, lo que posteriormente le reportará mayor beneficio. Asimismo, al racionalizar los medios de producción y reducir el uso de productos, se mejora la rentabilidad de las explotaciones. Los productores tienen un asesoramiento técnico que mejora todo el proceso y el resultado obtenido en su aceite.

¡Pero no solo son esas las ventajas del aceite con producción integrada! Otras ventajas que podemos nombrar son las siguientes:

  • No abusa de fertilizantes, aunque sí que se pueden seguir utilizando por causas justificadas. De esta forma, se garantiza un ahorro en los costes de producción. En su defecto, se utilizan métodos biológicos y preventivos, como el control biológico, la lucha integrada, el uso de trampas y feromonas, etc.
  • Contribuye a la sostenibilidad económica, ya que usa los recursos naturales de forma racional. Por lo que se mejoran las condiciones en la conservación del suelo y el agua.
  • Se fomenta la creación y el mantenimiento de la biodiversidad en el cultivo y su entorno. Algunos ejemplos son mediante la siembra de cubiertas vegetales y la protección de las especies animales autóctonas.
  • Gracias al uso de abonos orgánicos, técnicas de conservación del suelo y rotación de cultivos se promueve la fertilidad del suelo.
  • Sostenibilidad social. Al ser necesarias mejoras continuas en el equipamiento y el material, también es necesario mejorar la calidad y profesionalización del personal a cargo de los cultivos.
  • Implantación mejorada en la cadena de producción; lo que implica un mayor desarrollo en zonas rurales, reforzando así el tejido empresarial del lugar.
  • El consumidor tiene acceso a productos con garantía de alta calidad, respetuoso con el medio ambiente y con la posibilidad de identificar el etiquetado y trazabilidad de los productos que se han realizado de esta manera.
  • Salud alimentaria. A menor empleo de sustancias químicas, menor es la alteración en las propiedades del aceite final.

Aceite de Producción Integrada San Isidro SCA

En nuestra cooperativa, San Isidro SCA, apostamos por el cuidado del medio ambiente y la seguridad alimentaria de los consumidores. Por ello, destinamos varias parcelas de nuestros olivares al cultivo orgánico, del cual elaboramos nuestro aceite de oliva virgen extra ecológico Organic.

¡Pero no solo eso! Todo nuestro aceite de oliva virgen extra de cosecha temprana, el cual comercializamos bajo la marca Oleopeñas, se elabora a través de la Producción Integrada. De esta forma, conseguimos un aceite aún más puro, de mayor calidad y con las típicas propiedades beneficiosas del AOVE para nuestro organismo.

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete para recibir un 10% de descuento y enterarte de todas nuestras novedades

Suscribirme