Cómo hacer aceite picante

como-hacer-aceite-picante

21 sep Cómo hacer aceite picante

El aceite de oliva virgen extra es uno de los alimentos más versátiles de la Dieta Mediterránea. Solo en España, encontramos más de 200 variedades de aceites de oliva, lo que enriquece aún más nuestras recetas.
De una manera muy sencilla, te enseñamos cómo hacer un aceite picante casero para darle a tus comidas tu propio toque personal.

Ingredientes

Para hacer el aceite picante, usaremos los siguientes ingredientes:

100 ml de aceite de oliva virgen extra Valdesencia. Nosotros te recomendamos que el aceite de oliva que escojas sea de la variedad picual. Al ser rico en Oleocanthal, podemos aprovechar su picor natural.

2 guindillas secas.

1 diente de ajo.

1 hoja de laurel.

Aunque estos son los ingredientes que te proponemos, siempre puedes modificarlos a tu gusto, como añadir pimientos picantes, cambiar el laurel por orégano, albahaca o tomillo, incorporar hierbas aromáticas… ¡Puedes agregar lo que tú quieras para que tu aceite picante tenga un sabor único!

Proceso de preparación

Antes de comenzar a preparar el aceite picante, hemos de limpiar y secar bien todos los ingredientes que utilizaremos. Para hacer nuestro aceite picante, encontramos dos formas:

Utilizando temperatura de 40ºC para el aceite de oliva virgen extra.

El aceite de oliva virgen extra se somete a una temperatura de 40ºC para que se impregne cuanto antes el sabor del resto de ingredientes. Como se calienta a 40ºC, el aceite de oliva virgen extra no pierde sus propiedades iniciales (recordemos que el punto de humeo del aceite de oliva virgen extra se encuentra a unos 160ºC).

Cuando el aceite esté caliente, añadimos las guindillas, el laurel y el diente de ajo y los dejamos infusionar. Una vez que la mezcla se haya enfriado, retiramos el ajo y pasamos el aceite con las guindillas y el laurel a un recipiente. Es momento de dejar reposar la mezcla. Nosotros te recomendamos hacerlo durante, mínimo, un mes. Cuánto más tiempo esté reposando, más potente será nuestro aceite picante.

Utilizando la temperatura ambiente.

Por otro lado, si hemos decidido no calentar el aceite de oliva virgen extra, el procedimiento es muy sencillo. En un recipiente limpio y seco, añadimos el aceite, el laurel, las guindillas y el ajo y cerramos herméticamente. Igualmente, lo dejamos reposar durante un mes, como mínimo.

En ambos casos, es imprescindible que el aceite picante se conserve en un lugar alejado de la luz y el calor para evitar que pierda sus propiedades iniciales.

Si una vez que haya transcurrido el tiempo de reposo del aceite picante notamos que pica demasiado, podemos rebajarlo añadiendo más aceite de oliva virgen extra.

Sugerencias de uso y presentación

El aceite picante es muy versátil y podemos utilizarlo en cualquier plato. ¡Así conseguiremos que nuestras recetas siempre tengan un sabor diferente, especial y único! Podemos condimentar unas tostadas, arreglar un guiso sin sabor o incluso añadirlo a cualquier plato para darle un toque picante.

Muchos chefs de alta cocina utilizan aceites picantes como este para condimentar pizzas, en salteados de ternera, con mejillones en salsa, callos, cochinillo, para preparar salsas o aderezar gazpachos y ¡muchas otras alternativas!

Como sugerencia de presentación, nosotros te recomendamos presentarlo en un recipiente de vidrio, a través del cual podamos ver todos los ingredientes que se han empleado para elaborar el aceite picante.

Además, nos parece una buenísima idea para regalar a todos aquellos que se declaren auténticos admiradores de la comida gourmet.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.