Equivalencia entre mantequilla y aceite para tus recetas
La mantequilla es uno de los ingredientes más utilizados en la cocina, especialmente, para la repostería. Cuando queremos cuidar de nuestra salud, pero seguir dándonos caprichos culinarios de vez en cuando, podemos apostar por sustituir la mantequilla por aceite en las recetas. ¿Esto puede hacerse? ¿El resultado es igual? ¡Claro que sí! Solo debes conocer la equivalencia entre mantequilla y aceite para tus recetas y conseguir un resultado más sabroso y saludable.

Tabla de equivalencias entre mantequilla y aceite de oliva

Normalmente, cuando vamos a elaborar una receta, el aceite viene indicado en mililitros y la mantequilla en gramos. Sin embargo, para no complicar la tarea, te daremos la equivalencia entre mantequilla y aceite en gramos:  
MANTEQUILLA (gramos) ACEITE DE OLIVA (gramos) ACEITE DE OLIVA (mililitros)
10 8 4,9
15 12 10,5
20 16 14
25 20 17,5
30 24 21
35 28 24,5
40 32 28
45 36 31,5
50 40 35
60 48 42
80 64 56
100 80 70
120 96 84
150 120 105
180 144 126
200 160 140
250 200 175
  Básicamente, se debe utilizar entre un 20 o un 25% menos de cantidad de aceite que la cantidad de mantequilla indicada. Por ello, si en la receta pone 100 gramos de mantequilla, tendríamos que utilizar unos 75 gramos de aceite de oliva virgen.

Consejos para sustituir mantequilla por aceite de oliva en recetas

La mantequilla es fuente de grasas saturadas. Consumirlas frecuentemente puede aumentar el colesterol LDL (colesterol malo) y disminuir el colesterol HDL (Colesterol bueno). Además, se ha relacionado con el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, obesidad y diabetes, entre otras enfermedades. Entonces, ¿mantequilla o aceite de oliva? ¡Nosotros no dudamos! Siempre escogeremos aceite de oliva en vez de mantequilla en nuestras recetas. El aceite de oliva es fuente inagotable de grasas insaturadas, las conocidas grasas saludables. El consumo de aceite de oliva virgen extra, por ejemplo, se relaciona con la disminución de colesterol, la prevención de enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad, enfermedades neurodegenerativas o, incluso, determinados tipos de cáncer. ¡Y mucho más! Eso sí, siempre cambia la mantequilla por aceite de oliva virgen extra o virgen. No utilices aceites de oliva sabor suave o 0.4 o sabor intenso o 1, puesto que son aceites refinados mezclados. Conociendo las referencias para las equivalencias, es importante comprender cómo realizar la sustitución de manera efectiva. Aquí tienes algunos consejos útiles:
  • Conoce el sabor. El aceite de oliva virgen extra tiene un sabor característico. Este sabor puede ser una adición deliciosa en platos como pasta o pan, pero ten en cuenta que puede ser no adecuado para todas las recetas. Prueba con pequeñas cantidades y ajústalas según tu preferencia. Nuestro consejo es que no utilices aceite de oliva de cosecha temprana, ya que los sabores y aromas que tiene pueden cambiar completamente el resultado final de la receta.
  • Considera la textura. La mantequilla aporta textura y untuosidad a los platos. Para lograr resultados similares con aceite de oliva, elige un virgen extra de alta calidad. Este tipo de aceite es más espeso y puede replicar mejor la textura de la mantequilla.
  • Ajusta la temperatura. La mantequilla es sólida a temperatura ambiente, mientras que el aceite de oliva es líquido. Ten en cuenta este cambio al sustituir ambos ingredientes. Si la receta requiere mantequilla derretida, simplemente calienta el aceite de oliva a baja temperatura.
  • Considera la humedad. La mantequilla tiene una mayor cantidad de agua en su composición en comparación con el aceite de oliva. Para compensar esta diferencia, puedes agregar un poco más de líquido a la receta, como leche o yogurt.
 

Cómo hacerlo en repostería

Sigue estos consejos para sustituir correctamente la mantequilla por aceite de oliva en tus recetas de repostería:
  • Si la receta requiere derretir la mantequilla, puedes sustituirla por la misma cantidad de aceite de oliva.
  • Si la receta requiere mantequilla a temperatura ambiente, puedes sustituirla por el 75% de la cantidad de aceite.
  • Si la receta requiere una taza de mantequilla, utiliza ¾ de esa taza de aceite.
  • Si la receta requiere mantequilla batida, puedes utilizar el 80% de la cantidad de aceite.
  • Si la receta requiere una taza de mantequilla batida, utiliza 4/5 de taza de aceite.
Sin embargo, debes tener en cuenta que hay veces en que no se puede sustituir la mantequilla por aceite. Por ejemplo, en la técnica de cremar el azúcar. Este paso es típico de algunos bizcochos y tartas y consiste en batir lo suficiente la mantequilla ablandada con el azúcar para obtener una crema suave y esponjosa. Esta crema ayuda a airear y levar, por lo que las recetas con aceite de oliva necesitarán algo que lo compense. Otro ejemplo en el que no debes sustituir la mantequilla es para fundirlo con el chocolate fondant y añadir esta mezcla al resto de la masa. Hojaldres, cruasanes y brioches no suelen funcionar muy bien sin mantequilla. En la gran mayoría de casos, el aceite de oliva sí puede sustituir a la mantequilla en respostería. Echa un vistazo a esta receta de brownie con aceite de oliva o a esta otra receta de bombones de chocolate con aceite de oliva o sigue estos pasos para hacer cookies con aceite de oliva ¡No tengas miedo a probar y atrévete! Con la práctica conseguirás mejorar las cantidades y las recetas con aceite de oliva en vez de mantequilla.

Volver

Equivalencia entre mantequilla y aceite para tus recetas
¿Te ha gustado el artículo?51

Últimas entradas: