Bacalao macerado en aceite de oliva

bacalao-macerado-en-aceite-de-oliva

05 abr Bacalao macerado en aceite de oliva

El bacalao es uno de los pescados más saludables que podemos encontrar en el mercado. Tiene un considerado valor nutricional y es perfecto para preparar recetas muy diferentes. Si, además lo maceramos en aceite de oliva virgen extra, sobran las palabras.

Esta receta es un bocado delicioso que hará de los entrantes, tentempiés y almuerzos las delicias de nuestros invitados. El bacalao macerado en aceite de oliva virgen extra, al ser tan fácil de preparar, te salvará de más de un aprieto.

Coge boli y papel y apunta esta receta de bacalao macerado en aceite de oliva virgen extra. ¡Comenzamos!

Ingredientes

Para elaborar el bacalao macerado en aceite de oliva virgen extra necesitamos muy pocos ingredientes:

  • Podemos comprar un filete de bacalao y desmigarlo nosotros mismos en trozos muy pequeños o comprarlo directamente en miga. ¡Como más te guste!
  • Ajos secos.
  • Aceite de oliva virgen extra Valdesencia.

Proceso de preparación

Una vez que tenemos los ingredientes, nos ponemos manos a la obra. En primer lugar, cogemos el bacalao y comenzamos a desmigarlo. Lo desmigamos en trozos muy pequeños y comprobamos que no tenga espinas ni raspas. Si has comprado el bacalao desmigado, ¡ve al siguiente paso!

El siguiente paso es dejar el bacalao en agua durante unos 30 o 40 minutos. Este paso es crucial para darle a la receta el punto. Ponemos el bacalao en agua para desalarlo, pero, y aquí está el truco, lo dejamos ese periodo de tiempo para dejarlo en su punto justo de sal, ni más ni menos. Al no quitarle la sal completamente al bacalao, conseguimos que la receta no pierda parte de su encanto.

Transcurrido el tiempo de espera, le quitamos toda el agua al bacalao. Es muy importante asegurarnos de que no quede agua en el bacalao antes de seguir con la receta.

Por otro lado, y mientras esperamos que se desale el bacalao, cogemos los ajos y los pelamos. Al igual que hemos hecho con el bacalao, lo partimos en trozos muy pequeños.

Escogemos un bote hermético y comenzamos a introducir, por capas, el bacalao desmigado, el ajo picado y el aceite de oliva virgen extra Valdesencia. Llenamos el bote de cristal evitando que queden huecos. Recordemos que el oxígeno acelera el proceso de oxidación del aceite de oliva virgen extra.

Para evitar que queden huecos en el tarro, llenamos el frasco hasta arriba de aceite de oliva virgen extra, dejando que se derrame un poco. Esto debemos realizarlo cuando hayamos incorporado todos los ingredientes al tarro.

Ahora, solo queda esperar y dejar reposar en la nevera durante tres o cuatro días para que el bacalao coja todo el sabor del aceite de oliva virgen extra y de los ajos. Transcurrido ese tiempo, ¡ya está listo para consumir el bacalao macerado en aceite de oliva!

Puedes consumirlo con un poco de pan tostado y con aceitunas como tentempié o como acompañamiento en otras recetas. Te aseguramos que el bacalao macerado en aceite de oliva le dará un toque exquisito.

Si quieres una receta aún más picante, puedes añadir guindillas, o incluso una pizca de pimentón dulce, al frasco hermético. Así, el bacalao también absorberá ese sabor picante.

Por otro lado, si no quieres que la receta quede salada y optas por un sabor más equilibrado, deja más tiempo el bacalao en agua al comienzo de la receta. ¡Notarás la diferencia!

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.