Aceite de coco VS AOVE. ¿Cuál es mejor?

Aceite coco vs AOVE

26 feb Aceite de coco VS AOVE. ¿Cuál es mejor?

Muchos hemos oído hablar sobre el aceite de coco y si este es mejor o peor que el aceite de oliva virgen extra. Hoy os traemos una comparación entre estos dos tipos de aceite, indicando los beneficios, propiedades y usos que ofrecen cada uno de ellos y, por supuesto, cuál es el mejor para su consumo. ¡No te lo pierdas!

Comparativa de propiedades

Antes de comenzar, vamos a analizar los ingredientes del aceite de coco y de oliva virgen extra para poder saber qué beneficios pueden aportarnos.

El aceite de coco en sí es tan alto en ácidos grasos saturados que estaría por encima de la manteca de cerdo o la mantequilla. Tiene muchas grasas saturadas y esto se traduce en que produce una elevación del colesterol LDL en sangre, es decir, del colesterol malo. Sin embargo, en diversos estudios recientes se ha comprobado que también aumenta el colesterol bueno a la misma vez que el LDL.

Tiene 6 polifenoles diferentes (cantidad muy baja si comparamos con otros aceites) y sus niveles de vitamina E (antioxidante) son muy bajos. Una cuchara sopera de aceite de coco tiene 120 calorías.

Por su parte, el aceite de oliva virgen extra es una grasa saludable, ya que su composición está formada por un 75% de ácido graso monoinsaturado. La grasa del AOVE es saludable porque reduce los niveles del colesterol LDL y ayuda a desarrollar y mantener células.

Además, el AOVE cuenta con 36 polifenoles diferentes (a diferencia de los 6 que tiene el aceite de coco) y es rico en vitamina E, es decir, tiene poderes antioxidantes. También podemos encontrar en el aceite de oliva virgen extra propiedades antiinflamatorias gracias al oleocanthal, una molécula que incluso se está utilizando en estudios para personas con enfermedades como el alzheimer o el cáncer. Una cuchara sopera de AOVE tiene 119 calorías.

Comparativa de beneficios

Ahora que ya sabemos qué propiedades tienen, os vamos a mencionar los beneficios que encontramos en ambos aceites:

  • Aceite de coco
    • Precursor de la monolaurina, indispensable para el sistema inmunológico (beneficio que comparte con el AOVE).
    • Mejor punto de humo. Se puede calentar hasta 232º C mientras que en el aceite de oliva virgen extra el punto de humo es de 210ºC. La temperatura para freír comida es a 180ºC.
  • Aceite de oliva
    • Previene la artritis, ya que reduce el dolor en las articulaciones y el estrés oxidativo.
    • Mejora las funciones cognitivas.
    • Previene la diabetes.
    • Contiene agentes antienvejecimiento y nutrientes que combaten la osteoporosis y daños en la piel.
    • Mejora el sistema inmunológico.

 

Comparativa de usos

El aceite de coco y el de oliva pueden utilizarse para muchos más sectores que el alimenticio. Te dejamos algunos que seguro no conocías:

El aceite de coco se suele utilizar para la cosmética natural, al hidratar y proteger la piel y el cabello. Previene el envejecimiento prematuro de la piel, ya que le aporta luminosidad y también previene las caries y las bacterias que causan el mal aliento. Además, lo puedes usar como protector solar natural porque bloquea el 20% de los rayos UVA.

Tanto el aceite de coco como el aceite de oliva comparten usos como la reparación de labios deshidratados o su empleo como desmaquillante.

El aceite de oliva virgen extra está considerado como uno de los alimentos más antioxidantes. Se utiliza como crema hidratante en cutículas, uñas secas y cabello. El AOVE es capaz de controlar una tos molesta y de hidratar las zonas en las que se han producido quemaduras, evitando así su infección. Son tantos sus usos que se utiliza también como lubricante en puertas y para dar brillo a ollas y cacerolas.

Además, cabe destacar las diferentes funcionalidades del aceite de oliva virgen extra como preventivas de enfermedades. El AOVE funciona como agente antienvejecimiento y anticancerígeno. También protege contra enfermedades cardíacas gracias a su composición en ácidos grasos. Otro de sus muchos usos es el alivio de los síntomas relacionados con las úlceras y la gastritis.

En conclusión, podemos advertir de los múltiples beneficios que aportan el aceite de coco y el aceite de oliva virgen extra en lo que a uso se refiere. Sin embargo, si hablamos de la ingesta de alimentos, es recomendable optar por el AOVE.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.